Bandas verticales

Las Bandas verticales son una tradicional opción, atractiva para los revestimientos de la ventana clásica. Las cortinas verticales pueden ser utilizadas tanto en puertas corredizas y ventanas grandes, como en cualquier tipo de abertura que posea su casa. Una de sus características principales y el motivo por el cual la mayoría de las personas tanto en hogares como en oficinas utiliza el sistema de bandas verticales es por la simpleza y versatilidad que ofrece. Este tipo de cortinas cuelgan verticalmente, lo que las hace elegantes y muy fáciles de operar.
Gracias a su diseño, las bandas verticales tienen la fantástica cualidad de permitir el flujo de aire libre, además otra ventaja de elegir bandas verticales es que pueden adaptarse a casi cualquier tipo de decoración interior otorgándole a la habitación funcionalidad y elegancia. Las Bandas verticales pueden ser instaladas en ventanas de todos los tamaños. Si su habitación tiene el techo demasiado bajo, las cortinas verticales resolverán este problema, ya que son ideales para mejorar la estética de estas habitaciones haciéndolas parecer más altas, fundamentalmente por presentar 9 cm de ancho.

¿Cómo funcionan?

Las Bandas verticales están formadas por un sistema de bandas verticales proporcionando una buena solución para las grandes ventanas. Estos bandos pueden ser dispuestos a su gusto para obtener una óptima utilización de la luz natural, y además permitiendo la privacidad cuando lo desee. Las bandas verticales poseen un sistema de apertura y cierre a través de un cordón para lograr el repliegue de la misma, ya sea a la derecha, izquierda, central o bilateral y giro de bandas de 180 grados mediante una cadena plástica, esto le permitirá adecuarlo a la abertura y a su vez al cliente para mayor comodidad.

Fuente: Planeta Deco